Cañón de Añisclo Cañón de Añisclo

Cañón de Añisclo

Actividades

Paisajes

# Valle de Añisclo

A finales de los años 70 del pasado siglo XX, a raíz del proyecto de inundación del Cañón de Añisclo para su aprovechamiento hidroeléctrico, instituciones y colectivos de ciudadanos se movilizaron para salvar este enclave. Las obras se paralizaron y en 1982 el Parque Nacional se amplía y reclasifica (incluyendo el citado Cañón de Añisclo) bajo el nombre de Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Se trata de un impresionante valle, que en su cabecera tiene un circo glaciar, y que posteriormente se encajona en un profundo cañón, en una sucesión de bellos toboganes y cascadas, entre los que hay que reseñar la Fuen Blanca o Fon Blanca, un nacimiento en la pared vertical del Pico de Añisclo que se desploma verticalmente sobre el valle.

En los sitios en los que el terreno y la altura permiten el crecimiento de vegetación, la gran humedad y la casi permanente sombra del profundo cañón, producen tupidos bosques como la Selva Plana. A nivel monumental, destaca la ermita de San Úrbez, encajonada en la roca.

Más información sobre el Valle de Añisclo